¿Cómo sé que estoy de parto?

ponerse de parto embarazo cesárea

Predecir el momento del parto es una de las grandes preguntas de mamás embarazadas, sobretodo en mujeres primerizas. Decir una fecha exacta en el que te podrás de parto es complicado. Pero en este artículo te intentaré ayudar a enseñarte algunos indicios o síntomas que te podrán mostrar si has comenzado con el proceso de parto.

Tu cuerpo comienza a «prepararse» para el parto durante el embarazo, y de una forma más evidente aproximadamente en el último mes previo al nacimiento. A medida que la fecha se aproxima, posiblemente sentirás síntomas nuevos.

Estos son algunos de los síntomas que puedes experimentar en las semanas o días previos al inicio del parto. La obstetricia nos lo cuenta.

¿Estoy de parto?

Durante las últimas semanas de embarazo será una de las preguntas que rondará por tu cabeza. Las embarazadas, y sobretodo las que estáis en vuestro primer embarazo, constantemente os ronda la duda. Las ganas de ver al bebé, la pesadez en el cuerpo, el cansancio, etc. hacen que aumente el nerviosismo. Cualquier cambio en tu cuerpo hace que pienses que el momento del parto ha llegado, pero no tiene porque ser así. Espero enseñarte a «leer» correctamente los indicios.

Si estás embaraza, lo primero que quiero transmitirte es que estés tranquila. Tu cuerpo te avisará de que el parto está cerca. Vas a saberlo con muy poco índice de error. Eso si, no todos los los signos son síntomas de parto.

cómo saber si estoy de parto
Amplía info en redes sociales

Asi que para evitar falsas alarmas, estrés o inconvenientes te explico cómo saber cuándo estás de parto y cuándo debes acudir al hospital o centro médico que llevan tu embarazo.

Los cambios más habituales en las últimas semanas previas al nacimiento, en la mama son, entre otros:

  • Piernas y tobillos hinchados, aumentarán tus ganas de ir al baño y puede que comiences a tener un leve picor vaginal.
  • Tus hormonas se disparan, lo que hace que el cuello del útero crezca, esto conlleva sensación de frío, tiriteo, temblores o debilidad.
  • Comienzan las contracciones. Normalmente son cortas, irregulares e indoloras (contracciones de Braxton Hicks). La barriga se pone dura, se baja, se redondea y se forma una especie de cúpula a alrededor del bebé. Estas contracciones no son signo de estar de parto, en el último mes son muy habituales. Si no las tienes no te preocupes.

El momento del parto se acerca, vas a empezar a experimentar una serie de síntomas evidentes, que te avisan que tu embarazo está próximo a su fin, tu bebe quiere salir, ¿cuales son?. 

Contracciones

Comienzas a sentir dolor en parte inferior del obligo, es una sensación parecida a la del dolor menstrual, y a medida que el parto está más cerca, se traslada a la espalda.

ondas tapon contracción parto

Son contracciones regulares, más intensas que las anteriores y dolorosas. Sabrás diferenciarlas de las que comentaba previamente. Podrán comenzar cada 20-30 minutos. Progresivamente el tiempo entre cada una se acortará, cada cuarto de hora y, al final, cada 10 y 5 minutos. Puede durar hasta 60 segundos (un minuto) cada una, desde que comienza, llegada a su punto máximo y desciende hasta desaparecer. El dolor lo vas a sentir en el bajo vientre como en la región de la espalda baja (lumbosacra). ¿Para qué sirven? Las contracciones ayudan al bebé a bajar poco a poco por el canal del parto y a nacer.

Podría ser que al cabo de un tiempo desapareciesen esas contracciones.

 ¿Falsa alarma? Date un tiempo, van a volver. Por ello tienes que calcular que cuando lleves dos horas seguidas con las contracciones, y que se repitan en intervalos de unos 3-5 minutos. Junto con una duración de los 60 segundos o menos, comentado, ha llegado el momento de ir al hospital o tu clínica de referencia.

Romper aguas

El tapón mucoso es una especie de moco espeso situado en el cuello del útero que protege al feto de posibles infecciones.

Se trata de una pequeña cantidad de flujo (sustancia densa, gelatinosa y de color marrón muy claro), en ocasiones puede ir acompañado de algo de sangre.

Puede expulsarse durante el parto, unas horas antes o incluso hasta una semana previa al parto, por lo que no es necesario acudir al hospital inmediatamente cuando se expulse. Sí se deberá acudir al hospital si va acompañado de dolores abdominales, abundante sangre o viene con un color teñido (suele venir verdoso amarillento). No obstante cada caso debe valorarse de forma particular y consultarlo con tu especialista de referencia. 

Lo que está claro es que si «rompes aguas» es que próximamente tu hijo/a va a nacer. 

romper aguas mucosa tapon
tapón mucoso bolsa rotura
En la imagen veis cómo es la rotura del tapón mucoso, más conocido como "romper aguas".
romper aguas mucosa tapon
Romper aguas
Tapón mucoso
mucosa tapón roto romper aguas

Manchado

manchado vaginal sangre vagina

El tercer claro indicio de que tu parto está comenzando y está muy próximo, es el manchado. Que tengas un sangrado leve puede ser normal, sin mayor incidencia. Será un síntoma de que tu parto es inminente. Tu bebé quiere salir ya.

Si el sangrado fuera mayor a la cantidad de una regla o menstruación, es signo de alarma y debes acudir rápidamente al hospital. Si hay fiebre, acude igualmente al hospital.

Lo habitual es que los tres indicadores que os he relacionado es que se superpongan los unos a los otros. Aunque también puedes estar de parto aunque no haya aparecido alguno de los síntomas.

¿Me voy al hospital ya?

Básicamente, hay más pero son difíciles de relacionar, estos son los principales indicadores que muestran el inicio del parto. Muchas mujeres os preocupáis por cada nuevo síntoma a lo largo de vuestro embarazo y pensáis que es algo grave. Debéis partir de una base, el embarazo es la etapa de cambios más extremos y rápidos en nuestro cuerpo. Por esto, es completamente normal que vayan apareciendo nuevas situaciones formas o síntomas en nuestro organismo. Es un cambio brutal, y eso tiene unas consecuencias a nivel orgánico. Prepararos para ello, estar muy informadas, y estar tranquilas, el conocimiento es poder. Teniéndolo todo más o menos controlado y estudiado ayuda a asimilarlo y gestionarlo de manera adecuada. De esta manera vas a saber que es una emergencia real y lo que no lo es. Vas a conocer cuando estas de parto o cuando no. 

Disfruta de tu parto

Como sabéis que aparte de ginecóloga, he sido mamá un par de veces. Por mucho que me sabía la teoría, hasta que no lo pasas en tus propias carnes no conoces la teoría realmente. Soy la primera que a pesar de mi especialidad, tenia intriga por descubrir si sabría relacionar los síntomas adecuados al comienzo del proceso del parto. Tanto en el primero como en el segundo parto, supe leerlo bastante bien. Bueno, en el primero estuve más horas de la cuenta en el hospital esperando, pero también soy primeriza como todas. No quiero con esto que dilatéis tanto, tanto que la cosa se pase. Si  os quiero trasmitir tranquilidad, confiar en vuestro criterio, no os precipitéis, mantener la calma, sabréis cuando acudir al hospital y consultar con vuestro ginecólogo para poneros en sus manos. 

Cada mujer, cada bebé y cada embarazo es y será diferente. Confía en tus instintos, acude al hospital o a tu médico / matrona cuando creas que es el momento, vas a acertar. Y no olvides disfrutar, lo mejor que puedas ese momento. Se positiva. 

marzo 17, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *